Conclusión

Historia de Australia: Una guía fascinante de la historia de Australia, desde los aborígenes, la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, James Cook y la Segunda Guerra Mundial hasta el presente


Conclusión

 

Hoy en día, Australia está considerada como una de las mejores naciones para vivir, pero durante la mayor parte de la historia, la vida no fue tan fácil. Los primeros pueblos lucharon por sobrevivir en la tierra, pero a través de miles de años de desarrollo, lograron prosperar y formar sistemas complejos. Aunque los europeos creían que era inhabitable, tras la pérdida de Estados Unidos, Gran Bretaña decidió enviar a sus convictos a Australia; así, el primer asentamiento estaba formado casi en su totalidad por convictos y sus carceleros.

     Los primeros años del asentamiento fueron difíciles, ya que la supervivencia era complicada. La comida y el agua eran escasas, y las condiciones de trabajo eran severas para los convictos. Sin embargo, al cabo de un tiempo, los castigos a los convictos se aligeraron, la exploración llevó a tierras más ricas y mejores para la agricultura, y se establecieron infraestructuras para hacer la vida más cómoda. Los convictos en Australia generalmente cumplían sentencias cortas, ya que los que habían cometido delitos graves eran simplemente asesinados.

     Aunque al principio los inmigrantes no estaban interesados en vivir en la colonia penal, las concesiones de tierras fueron ganando interés. Pronto, la población europea de Australia dejó de ser mayoritariamente convictos para convertirse en emancipadores y colonos libres. Al principio, la vida era difícil para los ex convictos, que eran despreciados por los colonos libres. Sin embargo, poco a poco, los emancipados fueron ascendiendo en la escala social y se convirtieron en iguales a los colonos libres. Durante la fiebre del oro, los australianos empezaron a desarrollar su propia cultura, opiniones y sistemas, claramente diferentes de los británicos, y finalmente las colonias se unieron para convertirse en estados de la Mancomunidad de Australia.

     En general, la historia de Australia es una historia de supervivencia, a pesar de la dura y árida masa de tierra en la que la población eligió vivir. Sin embargo, entre las historias de supervivencia, es necesario reconocer que el progreso rara vez llega sin ningún costo. A lo largo de la historia de Australia, su crecimiento hasta convertirse en una sociedad exitosa, próspera, autónoma, moderna y liberal se produjo a expensas de la población aborigen, que fue la primera en habitar la tierra. Durante la mayor parte de la historia, se ignoró y ocultó el sufrimiento causado a los primeros habitantes del territorio. Hasta hace poco, los australianos apenas conocían el verdadero alcance de su historia. Sin embargo, la historia se va descubriendo cada día y los australianos van conociendo poco a poco los orígenes de su tierra, lo que es necesario para comprender la suerte que tiene la población actual.